Open top menu
lunes, 11 de noviembre de 2013

Microsoft ha confirmado que Windows 8.1 será una actualización necesaria y obligatoria, puesto que todos aquellos equipos basados en el nuevo sistema operativo de Microsoft que no instalen dicha revisión tendrán un ciclo de soporte mucho más corto.

Lo expuesto quiere decir que nuestra copia de Windows 8 se quedará sin soporte en dos años, a no ser que instalemos Windows 8.1.
Con esto cambian los planes iniciales que Microsoft había fijado para su nuevo sistema operativo, de tal manera que Windows 8 pasará “a mejor vida” en octubre de 2015, mientras que Windows 8.1 se mantendrá hasta el año 2023.

Quizá para alguno pueda parecer una mala noticia, pero lo cierto es que realmente no debe ser considerada como tal por dos grandes razones.
La primera es que Windows 8.1 es totalmente gratuita, así que no supone recargo ni coste alguno. La segunda es que viene cargada de mejoras y ajustes muy apetecibles, pero es que además no tenemos la obligación de instalarla de forma inmediata este viernes, fecha en la que estará disponible, sino que podemos esperar hasta dos años para “meditarlo”.
Different Themes
Written by Lovely

Aenean quis feugiat elit. Quisque ultricies sollicitudin ante ut venenatis. Nulla dapibus placerat faucibus. Aenean quis leo non neque ultrices scelerisque. Nullam nec vulputate velit. Etiam fermentum turpis at magna tristique interdum.

0 comentarios